– CETEMMSA trabaja en proyectos para que el sector de la automoción reduzca costes económicos y medioambientales. – CETEMMSA realiza estos proyectos en colaboración con CTAG, el centro tecnológico de la automoción de Galicia.

El centro tecnológico CETEMMSA especializado en materiales inteligentes lleva a cabo dos proyectos – SmartCover y TAFF – para que los automóviles reduzcan sus costes de producción y sean más eficientes y respetuosos con el medio ambiente. CETEMMSA realiza estos proyectos en colaboración con CTAG, el centro tecnológico de la automoción de Galicia.
SmartCover: Tejido inteligente para las puertas de los automóviles
Uno de los problemas con los que se encuentra la industria del automóvil, y que se prevé irá en aumento,  es el gran número de piezas (y por ello de referencias) que se tienen que ensamblar en las puertas para que un coche cumpla con las exigencias de los consumidores: elevalunas, cierres de seguridad, regulación retrovisores, sistemas antivaho, entre otras funcionalidades.
La finalidad del proyecto SmartCover es desarrollar una botonera de puerta textil para automóviles, que integre todas las funcionalidades en un sólo sistema. Con este objetivo CETEMMSA está investigando un tejido con sensores  que reducirá la cantidad de piezas que ahora se ensamblan. Además de reducir el número de piezas, este tejido inteligente eliminará los problemas de los mandos mecánicos actuales: desgastes, rozaduras y vibraciones.
En la última fase del proyecto, prevista para finales del 2011, se realizará un estudio económico, legislativo y medioambiental para evaluar las mejoras que aporta el prototipo en estos tres parámetros.
En este proyecto también participa AIMPLAS (Instituto Tecnológico del Plástico).
TAFF:  Techo fotovoltaico para automóviles
Obtener células fotovoltaicas flexibles y de bajo coste para integrarlas en la chapa de los vehículos, es el objetivo del proyecto TAFF.  La investigación de CETEMMSA permitirá tener automóviles que obtengan del sol la energía necesaria para alimentar parte de la batería y cubrir las necesidades eléctricas de componentes internos de un medio de transporte.
El proyecto, que finalizará en el 2013, pertenece a un campo de investigación estratégico ya que permitirá obtener vehículos más eficientes y, en un futuro no lejano, automóviles totalmente autosuficientes.
En este proyecto también participa AIN (Asociación de la Industria Navarra).