– El Instituto está inmerso en un novedoso proyecto, financiado por el IMPIVA, que ayudará a las empresas fabricantes de equipos eléctricos-electrónicos a reducir los costes de producción utilizando nuevos materiales plásticos reciclados, además de minimizar el impacto medioambiental, entre otros aspectos destacados.

En los últimos años el reciclado ha experimentando un importante crecimiento debido al impulso que en materia de legislación se ha realizado en la UE y que ha favorecido el incremento en el reciclado de residuos plásticos. La sociedad cada vez está más concienciada a la hora de separar los residuos y existe un mayor compromiso por parte de las empresas para gestionar los residuos industriales.
El Instituto Tecnológico del Plástico, AIMPLAS, está inmerso en un proyecto pionero que tiene como objetivo la creación nuevos materiales plásticos con mejores propiedades, y respetuosos con el medioambiente, que mejorarán  e incrementarán la reciclabilidad de los elementos  de los televisores. 
El proyecto, financiado por el IMPIVA con 271.933€ dentro del  programa de I+D, dio comienzo este año y finalizará en diciembre de 2010. 
Entre los resultados que persigue AIMPLAS destacan: promocionar el consumo de materiales termoplásticos reciclados y reducir el consumo de los materiales procedentes de fuentes no renovables. De esta manera se disminuirá el nivel de CO2 y metano, producidos por el depósito en vertedero y la incineración, y se contribuirá la reducción del efecto invernadero.
Asimismo, se conseguirá incrementar el volumen de negocio de las empresas recicladoras, disminuyendo los costes de producción de las industrias que utilizarán los nuevos materiales reciclados, además de ayudar a los fabricantes de equipos eléctricos-electrónicos a reducir los costes de gestión de residuos y contribuir al cumplimiento de los objetivos de la legislación de residuos de aparatos eléctricos-electrónicos.
Desde el punto de vista medioambiental, al impulsar el reciclado se preservarán los recursos naturales, ya que se reduce el volumen de materiales depositados en vertederos y, además, se minimizan los riesgos e impactos medioambientales relacionados con el tratamiento de las piezas plásticas de equipos eléctricos-electrónicos al final de su vida útil.
Actualmente, en España existen más de 100 empresas dedicadas al reciclaje de residuos plásticos con un volumen de residuos tratados que se aproxima a las 500.000 toneladas. Las materias recicladas se destinan, principalmente, a la fabricación de bolsas de plástico, láminas y bolsas, tuberías, piezas industriales, botellas y bidones y a la producción de calzado, mobiliario o perchas, entre otros productos.