Además, durante la IX Jornada de Puertas Abiertas de la Industria Alimentaria mostraron platos cocinados con semilla de Judia Mungo

El Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA) presentó el pasado 21 de abril en la IX edición de las Jornada de Puertas Abiertas de la Industria Alimentaria la borraja de cuarta gama, que prolonga la vida útil de esta verdura, frigoríficos que conservan los alimentos durante más tiempo y las propiedades culinarias y las posibilidades de aplicación en la industria agroalimentaria de la semilla de judía Mungo.     David Puente, Director Técnico de Olus Tecnología, empresa privada que se dedica al desarrollo de I+D+i para el sector agroalimentario, dio a conocer un desarrollo de borraja de 4ª gama, gracias al cual se puede prolongar la vida útil de esta verdura, lavada, troceada y envasada hasta en 11 días, manteniendo todas las propiedades nutricionales y de sabor y textura de la misma. Para ello, se ha utilizado la tecnología de atmósferas modificadas mejoradas, una de las tecnologías más ampliamente utilizadas para la conservación de frutas y verduras frescas o mínimamente procesadas y se ha utilizado como envase un film que contribuye al mantenimiento de la calidad controlando el intercambio de gases (O2 y CO2) con el entorno, reduciendo el crecimiento de microorganismos y la tasa de respiración, y retardando la maduración del producto.     Por otro lado, José Manuel Sanz, de BSH Electrodomésticos España presentó el convenio de colaboración con el CNTA que ha concluido, a través de diversos estudios realizados en el Centro, con el desarrollo y lanzamiento de los frigoríficos con tecnología VitaFresh, aparatos considerados como revolucionarios para la conservación de los alimentos ya que pueden los mantienen durante hasta 3 veces más que en un frigorífico convencional.     El tercero de los proyectos, consistió en la presentación de las propiedades culinarias y las posibilidades de aplicación en la industria agroalimentaria de la Semilla de Judia Mungo. Un ejemplo de innovación, realizado por iniciativa del CNTA en su Planta Piloto, como demostración de que la innovación puede valerse de procesos tradicionales de producción, sin que eso suponga acudir a proyectos más ambiciosos de investigación y desarrollo. En concreto, los asistentes pudieron degustar  diferentes platos cocinados con esta legumbre originaria de la India y Asia que cuenta con importantes propiedades nutricionales y aplicaciones medicinales. Aunque su consumo, producción y mercado no es común en España, pese a que se puede encontrar en grandes superficies, herborísterias y tiendas de comida india y que tiene un precios ajustados (aprox. 2€/kilo) en la actualidad ha aumentado su consumo debido al conocimiento de sus propiedades nutricionales (alto porcentaje de proteínas y bajo porcentaje de grasas) y a que es un producto que contiene más proteínas y vitaminas que la soja.     La semilla de Judia Mungo es un alimento fácil de digerir y sabroso. Por sus características, se le han reconocido diferentes aplicaciones medicinales como fortalecer el sistema inmunitario, contribuir al control de colesterol o conseguir un efecto relajante en el cuerpo ya que contiene el aminoácido metionína. Además se plantea como un alimento adecuado como complemento en regímenes de adelgazamiento por su bajo nivel energético y puede sustituir o complementar una dieta carente de productos de origen animal debido al alto contenido en proteínas.    Entre sus usos más comunes, además de en medicina, la semilla de judia mungo se puede utilizar en la cocina como verdura en ensaladas, o como acompañamiento con carnes y pescados, potajes, purés, patés y es conocido también su uso en dietas macrobióticas, vegetarianas y de adelgazamiento.