El documento se encuentra disponible en www.fedit.com

La Federación Española de Centros Tecnológicos ha elaborado un informe en el que se presenta el posicionamiento de los Centros Tecnológicos respecto al borrador de Anteproyecto de la Ley de la Ciencia y la Tecnología publicado el 11 de febrero de 2009. Este documento se ha generado a partir de los comentarios surgidos del grupo de trabajo creado por Fedit en esta materia, e incluye comentarios genéricos, así como algunas propuestas concretas de modificación, del actual borrador analizado. De sus principales conclusiones, el documento destaca que existen unos vectores que deben regir los diferentes capítulos de la nueva Ley de la Ciencia y Tecnología y que, desde la perspectiva de Fedit, no se ven suficientemente tratados en este borrador:     • El refuerzo de la participación privada en la financiación y ejecución de la I+D.     • La excelencia y la orientación a resultados como puntos clave en la formulación de políticas y programas de financiación de la I+D.     • La mejora de la eficacia del sistema de transferencia de conocimiento y tecnología a la sociedad.     • La transparencia en la aplicación de fondos públicos para la financiación de actividades de I+D+I. Coherencia con el Marco Comunitario sobre Ayudas Estatales a la I+D+I de la Comisión Europea.     • La articulación de un modelo de gobernanza que evite la fragmentación y pérdida de eficacia de las políticas estatales de I+D debido a la descentralización de las políticas autonómicas de I+D.     En consecuencia con estos criterios, este borrador, a juicio de Fedit, presenta las siguientes deficiencias:     • Es un anteproyecto elaborado por y para el sector público. Se centra especialmente en los mecanismos públicos de gestión de recursos humanos y transferencia de conocimiento.     • En general, la definición de medidas destinadas a estimular la participación de las empresas y organismos de investigación privados es casi inexistente.     • No articula la transferencia de tecnología y conocimiento desde los organismos de investigación privados.     • La definición de los mecanismos de control y de las políticas de gobernanza del sistema es poco detallada (enunciando la necesidad de articular funciones genéricas pero sin definir cómo hacerlo) y no articula una lógica extraída del sector privado en determinadas funciones clave del Sistema, como la monitorización o la evaluación de programas.     • No existe una definición clara de las competencias del Estado en materia de política de Ciencia y Tecnología que permita coordinarse con las Leyes de la Ciencia autonómicas ya existentes.     • Prescinde de la terminología utilizada tanto en el Encuadramiento Comunitario de Ayudas de Estado a la I+D+I como en el Plan Nacional de I+D+I actualmente en vigor, y no hace prácticamente ninguna referencia a la innovación, a la investigación aplicada o al desarrollo tecnológico.     • Salvo en los puntos ya mencionados de la gestión pública de los recursos humanos y la transferencia de tecnología, el texto es muy ambiguo en su redacción en el resto de apartados. Se limita a enunciar los principios que deben aplicarse pero no especifica qué mecanismos de control y de coordinación deben implementarse para que se cumplan esos principios.     Finalmente, desde Fedit se resalta el escaso reconocimiento que este borrador hace del papel que los Centros Tecnológicos juegan en el Sistema de Ciencia y Tecnología que pretende regular esta Ley. Además de las carencias sobre la implicación del sector privado, que también les afecta, y más allá de la mención explícita que se hace de ellos como agentes de este Sistema, Fedit reivindica para los Centros Tecnológicos     • Un reconocimiento de su condición de organismos de investigación privados de acuerdo al nuevo Encuadramiento Comunitario para las Ayudas de Estado a la I+D+I.     • Una adecuada representación de los Centros Tecnológicos en los organismos definidos para orientar las temáticas y prioridades del Sistema Español de Ciencia y Tecnología.     • El impulso de la participación de los Centros Tecnológicos en los diferentes apartados que cubre esta Ley, de modo que se consiga un incremento de la producción tecnológica y la transferencia de tecnología al sector productivo, así como para focalizar la actividad investigadora hacia la aplicabilidad de sus resultados.     • La declaración de los Centros Tecnológicos como entidades de interés general, de modo que sea realmente efectiva su incorporación a la lista de beneficiarios de la Ley de Mecenazgo, ya incluida en este borrador.     • La implantación de mecanismos para facilitar el acceso de personal investigador con grado de Doctor a los Centros Tecnológicos.     El documento se encuentra disponible en el siguiente enlace https://www.fedit.com/PosicionamientoFedit .