Se trata de un modelo músculo-esquemático, basado en cálculos matemáticos que permite conocer la interacción entre diferentes calzados y pavimentos para conocer cuáles pueden suponer un mayor desgaste de ligamentos de la rodilla o tienen un mayor potencial lesivo

El Instituto de Biomecánica de Valencia ha desarrollado un modelo músculo-esquelético, basado en cálculos matemáticos, que permite conocer la interacción entre diferentes calzados y pavimentos para conocer cuáles pueden suponer un mayor desgaste de ligamentos de la rodilla o tienen un mayor potencial lesivo. El objetivo principal de este proyecto es prevenir este tipo de lesiones.    La novedad del proyecto Incapa radica en que este modelo permite aproximarse a conocer de manera no invasiva la fuerza interna que realizan los ligamentos en una determinada acción, ya que se puede conocer qué fuerza realiza el ligamento sin necesidad de intervenir al deportista. Este avance es fundamental para conocer qué condiciones deportivas deben evitarse para no lesionarse, especialmente en la elección del calzado y de la superficie. También es posible saber qué elementos pueden ayudar a reducir el tiempo de rehabilitación.    En este proyecto, financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia y por el V Plan Nacional, a través de la Acción estratégica sobre Deporte y Actividad Física, también han participado expertos del Departamento de Ingeniería Mecánica y de Materiales (DIMM) de la Universidad Politécnica de Valencia, así como trabajadores del Instituto Nacional de Educación Física de Cataluña (Inefc). El IBV ha sido el encargado de coordinar el proyecto y se ha responsabilizado de la puesta a punto de los medios experimentales, de la realización de los ensayos con sujetos y del análisis de los resultados.