Este sistema se basa en la medida continua de la humedad de las piezas a la salida de la prensa, modificando el valor de la presión máxima del prensado con el objetivo de mantener constante la densidad de las piezas

El Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) ha desarrollado, junto con la empresa Zirconio, un dispositivo que mejora el prensado de baldosas, de manera que se reduce el número de piezas defectuosas.  El sistema se basa en la medida continua de la humedad de las piezas a la salida de la prensa, modificando el valor de la presión máxima del prensado con el objetivo de mantener constante la densidad de las piezas.    Con este dispositivo se consigue mejorar la clasificación de las baldosas en un 20%, lo que significa que el 95% de las piezas se ajusten perfectamente a las dimensiones que deben tener. Según explican desde ITC, los problemas más habituales en el proceso de fabricación tienen que ver con la falta de estabilidad en las dimensiones de la pieza y están estrechamente relacionados con el grado de humedad del polvo atomizado, que determina la densidad aparente en crudo de la misma. Con este sistema se solucionan estas cuestiones y en consecuencia, los problemas de calibre y curvaturas.