El 23% del dinero que España reciba en concepto de ayudas europeas se dedicará a Investigación y Desarrollo (I+D), según la Comisión Europea, con el objetivo de estimular la economía del conocimiento, favorecer el medio ambiente, los transportes sostenibles y hacer progresar el desarrollo local y urbanos

España recibirá 35.217 millones de euros de ayudas europeas entre 2007 y 2013, alrededor de un 42% menos que entre 2000 y 2006. A pesar de esta considerable reducción, que es consecuencia del aumento de la riqueza española en relación con la media europea, el 23% de esa cantidad se va a destinar a Investigación y Desarrollo (I+D), uno de los déficits históricos que tiene España.     Andalucía, Castilla – La Mancha, Extremadura y Galicia son las comunidades que más fondos recibirán, al ser las regiones de “Convergencia”. Por su parte, Asturias, Ceuta, Melilla y Murcia, calificadas por Bruselas como “phasing-out”, seguirán recibiendo fondos de manera regresiva al considerar que han salido del anterior grupo como consecuencia de la ampliación de la Unión Europea de 15 a 25 países en 2004.     Finalmente, el grupo de regiones formado por Aragón, Baleares, Cantabria, Cataluña, Madrid, Navarra, País Vasco y La Rioja estarán enmarcadas dentro del objetivo “Competitividad y Empleo”.     Estos nuevos fondos no se destinarán a construir carreteras, sino que este dinero estará dedicado a estimular la economía del conocimiento, favorecer el medio ambinete y los transportes sostenibles y a hacer progresar el desarrollo local y urbano.