El desarrollo llevado a cabo por el Centro Tecnológico constituye un gran avance en la lucha contra la degradación del caucho provocada por su exposición a la luz.

_El fenómeno de la foto-oxidación es uno de los principales procesos de degradación en plásticos y gomas. La exposición de esta superficie a la luz, solar o artificial, y al oxígeno u otras atmósferas oxidantes, provoca que éstos sean más frágiles, se decoloren, adquieran tonos indeseados, pierdan transparencia o acumulen productos de reacciones a la oxidación.

Con el fin de evitar la foto-oxidación que provoca la radiación ultravioleta, la más dañina para las gomas, el Centro Tecnológico del Calzado de La Rioja, CTCR, ha desarrollado una nueva solución, “Pruvasol”, que elimina casi por completo los efectos negativos de la luz en las suelas y especialmente su amarilleamiento. La incorporación de “Pruvasol” al caucho mejora los resultados observados en otros aditivos anti-UV que se pueden encontrar en el mercado y que persiguen el mismo fin.
El revolucionario resultado ha sido desarrollado de manera conjunta por los departamentos de Nanotecnología y Medio Ambiente del CTCR, y se basa en el empleo, de manera sinérgica, de compuestos antioxidantes y estabilizadores de radicales libres, en polvo nanométrico. Al emplear nanopartículas, se incrementa de manera muy significativa la superficie activa de los aditivos, lo que consecuentemente conlleva un efecto muy superior al que ofrecería el uso de partículas de mayor tamaño.
Con la incorporación de “Pruvasol”, el caucho de las suelas deja de tener esa coloración amarilla, ni a simple vista, ni en un análisis con colorímetro, ni incluso después de haber sometido a la goma a condiciones altamente degradantes, mediante el empleo de lámparas ultravioleta de alta potencia. Para comprobar que la luz no afecta al resto de propiedades de la suela, se han llevado a cabo también ensayos de resistencia a la flexión ross, resistencia a compresión dinámica, resistencia a la tracción, elongación y desgarro, comprobación de densidad, determinación de dureza y resistencia de la goma a la abrasión.

En definitiva, la obtención de “Pruvasol” por parte del CTCR, constituye un gran avance en la lucha contra la degradación del caucho provocada por su exposición a la luz.