– El centro tecnológico español ha sido uno de los 48 expositores seleccionados en una muestra de las innovaciones más destacadas.

El Centro Fedit ITENE (Instituto Tecnológico del Embalaje, Transporte y Logística) ha participado activamente en el salón Emballage 2012, que ha reunido a cerca de 100.000 profesionales de 100 países.
En concreto, el Centro Fedit ITENE ha sido seleccionado para formar parte de la exposición “Pack Innovation” que, edición tras edición, tiene el objetivo de reunir los productos, la tecnología, la maquinaria y los servicios más destacados entre los 1.300 expositores que acuden a esta cita. Los visitantes a esta destacada feria del sector podrán comprobar en el hall 6 cuáles son las innovaciones y las tendencias que un grupo selecto de profesionales y de prensa internacional ha elegido entre todas las candidaturas.
Bio-nanocomposites
En el caso del Centro Fedit ITENE, presenta en “Pack Innovation” su innovadora tecnología en el ámbito del desarrollo de nuevos materiales biodegradables, procedentes de fuentes naturales, que supera las principales barreras de los bioplásticos actuales.
Esto lo consigue incorporando refuerzos a escala nanométrica (nanoarcillas modificadas superficialmente) en su matriz, principalmente de PLA, que proporcionan al material resistencia térmica y mecánica, y una reducción de la permeabilidad a gases, entre otras funciones.
El prototipo en el que se ha trabajado y que se puede ver en la exposición, es una botella que presenta excelentes propiedades barrera para el almacenamiento de bebidas líquidas (agua, zumos leche), aceite, etcétera, así como una resistencia mecánica superior y una menor rigidez que evitan las deformaciones y roturas en productos de largo almacenamiento. El material, en la fase final de patente, está realizado con componentes aptos para entrar en contacto con alimentos permitidos por la legislación europea.
Esta tecnología permite a las empresas conseguir materiales óptimos en coste con propiedades mejoradas, que pueden aumentar la vida útil de los alimentos con la incorporación de agentes activos. También ha sido aplicada a otras matrices poliméricas, como los convencionales PET y PE, y en diferentes procesos de fabricación como son extrusión, inyección y termoformado, obteniendo buenos resultados.