Un software informático permitirá predecir el comportamiento real de las suelas de calzado