Centros tecnológicos de España ofrecen mayor eficiencia a industria peruana

Éxito de la Jornada Tecnológica España-Perú, en la que Fedit, ITC y CIT-UPC han explicado los servicios que pueden ofrecer a las empresas y sector industrial de Perú y su experiencia en proyectos de innovación en áreas como eficiencia energética, el desarrollo sostenible y la gestión de residuos.

_Los Centros Tecnológicos españoles de Fedit, que en 2013 tuvieron ingresos de más de 150 millones de euros, presentaron el 2 de diciembre en Lima, Perú, sus proyectos de investigación y tecnología más relevantes de los últimos meses enfocados a encontrar sinergias con sectores industriales pujantes de Perú como la construcción, la energía y la pesquería.
El encuentro fue inaugurado por la presidenta del Instituto de la Producción de Perú, Mercedes Inés Carazo, y el consejero económico y comercial del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) en la embajada de España en Perú, Luis Martí.
En el acto participó el director ejecutivo de la Fedit, Áureo Díaz-Carrasco, el director de desarrollo de negocio del Centro de Innovación y Tecnología de la Universidad Politécnica de Cataluña (CIT-UPC), Jordi Martín, y el responsable de comercialización del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) de la Universidad Jaume I (UJI), Héctor Morales.
Martín explicó que su centro, con 201 grupos de investigación y un consejo empresarial formado por trece empresas punteras en tecnología, forma parte de “una de las universidades más potentes del sur de Europa en transferencia tecnológica”.
“La UPC, y en general todos los centros tecnológicos de las universidades, queremos poner a disposición de las empresas nuestro conocimiento, y funcionar como el departamento de I+D de las empresas”, afirmó Martín.
Entre las innovaciones más exitosas del CIT-UPC figura el ahorro de un 29 por ciento del gasto de combustible en la flota de embarcaciones de pesca de arrastre de Cataluña, mediante una serie de modificaciones en las naves, que ahorran 18.000 euros de carburante al año y evitan la emisión de 120 toneladas de carbono.
El CIT-UPC también colaboró con la energética Endesa para implantar un sistema de monitorización de las turbinas de sus centrales hidroeléctricas que es capaz de prevenir “con bastante éxito” cualquier incidencia, “ya que detener una turbina es un proceso complicado y costoso”.
Por su parte, Héctor Morales resaltó que el Instituto de Tecnología Cerámica, especializado en la gestión de residuos industriales dentro del sector de la construcción, consiguió que una empresa no produjera desechos contaminantes a través de uno de sus programas piloto.
“En la fabricación de baldosas, conseguimos reutilizar los residuos del proceso de producción y creamos nuevos productos con materiales reciclados cuando estos ya no se pueden reinsertar en la cadena productiva”, indicó Morales.
El ITC, con más de 100 personas en su plantilla y un equipamiento científico valorado en 9 millones de euros, también redujo la emisión de gases contaminantes en la fabricación de ladrillos, como el flúor, al colocar filtros en las chimeneas de los hornos.
También evitaron el vertido de boro dentro de los residuos sólidos gracias a membranas cerámicas, “de forma porosa”, que retienen las partículas contaminantes.
Áureo Díaz-Carrasco animó al sector empresarial de Perú a solicitar colaboraciones de los centros tecnológicos de España, ya que el 83,2 por ciento de las empresas peruanas son pymes.
“Muchos de los problemas que ya lidiamos en España se viven ahora en Perú y otros países latinoamericanos. Las pymes de Perú tienen una capacitación tecnológica por debajo de la media, y su productividad se queda estancada mientras aumenta la de empresas grandes. (…) Podemos ayudar a reducir esa brecha”, concluyó.
 
Video resumen del evento
 

2014-12-18T00:00:00+00:00
Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. Para aceptar y no volver a mostrar este mensaje pulsa el botón Aceptar Ok
X
X