AINIA investiga la aplicación de bacteriófagos como sustitutivos de antibióticos