Marta García Pellicer, directora del ITE “debería haber políticas que incentiven la protección del conocimiento generado y su llegada al mercado”

Marta García Pellicer, directora del Instituto Tecnológico de la Energía desde el año 2016, es una de las pocas mujeres que dirigen un Centro Tecnológico en nuestro país. Doctora Ingeniera Industrial por la Universidad Politécnica de Valencia y MBA en Administración y Dirección de Empresas, tras finalizar sus estudios de ingeniería, en el año 1997, Marta se incorpora como investigadora en la Universidad Politécnica de Valencia, hasta que dos años después, en 1999, pasa a formar parte del ITE, donde ocupó varios puestos hasta el día de hoy que dirige este Centro.

1.- ¿A qué se dedica el  ITE y qué servicios ofrece?

El ITE es el Instituto de referencia en el campo de la energía en la Comunidad Valenciana, por lo que nuestras líneas de trabajo se desarrollan bajo el paraguas de la Energía y la Sostenibilidad, no solo a nivel regional, también a nivel nacional e internacional. Contamos con más de 20 años de experiencia, nuestros conocimientos e infraestructuras las ponemos a disposición de las empresas mediante el desarrollo de proyectos de I+D+i, los laboratorios de certificación y verificación de producto y la formación especializada. Nuestras principales líneas de investigación se centran en almacenamiento energético y nuevos materiales, las redes inteligentes y toda la infraestructura que lleva asociada tanto relativa a la propia red, como a los usuarios, las energías renovables, el vehículo eléctrico y su infraestructura, así como aspectos relativos a la mejora de la sostenibilidad y la eficiencia tanto en entornos de urbanos como industriales.

Nuestro modelo se centra en la colaboración y cercanía con la empresa: el ITE les acompaña desde la definición del concepto, hasta su validación en nuestros laboratorios, pasando por el diseño y desarrollo de la solución.

El sector energético se encuentra en una fase de crecimiento, en 2016 aportó sobre el 5% del PIB nacional, está compuesto por más de 1.500 empresas de las que un 80% son Pymes con alta capacidad de innovación. Éste lo forman 5 grandes grupos de agentes, generación, distribución, transporte, comercialización y generadores de carga y operador de mercado. Los más representativos son las empresas de generación que representan más del 60% de las empresas, seguidas de las de distribución 20% y comercialización 16%. No hay que olvidar a las empresas de bienes de equipo cuyo crecimiento para 2018 se prevé entorno al 4,5%  (superior a la media europea)

Las nuevas tecnologías, la conectividad y la digitalización demandada por la industria suponen importantes oportunidades para el desarrollo de la cadena de valor del sector y favorecen nuestra colaboración con las empresas.

 

2.- Cuál ha sido la evolución de su Centro en los últimos 10 años y cómo cree que es su futuro?

El sector energético es en la actualidad uno de los que más relevancia posee a todos los niveles. Desde el uso y gestión de la energía, hasta las infraestructuras de generación, transporte y distribución. El desarrollo e implantación de tecnologías para generación eléctrica más respetuosas con el medio ambiente y la reducción de las emisiones en el punto de consumo, son una puerta de entrada para muchas empresas, cualquiera que sea su formato, brindándoles la oportunidad de poder dirigir sus tecnologías, productos y servicios, hacia el sector de la energía.

En ese contexto, el objetivo principal es incrementar el grado de penetración de los servicios de acompañamiento y transferencia tecnológica, principalmente entre las Pymes. La cadena de valor del sector energético es muy extensa y las empresas que trabajan en los sectores eléctrico, electrónico, materiales, etc., pueden diversificar hacia energía, especialmente debido al auge de las redes energéticas inteligentes, ciudades inteligentes y gestión y equipamiento de energías renovables y almacenamiento energético.

El balance del 2017 desde la perspectiva económica es positivo, ya que hemos tenido una mayor penetración en el sector privado, y esto se nota en un mayor porcentaje de ingresos privados frente a ingresos públicos. Veníamos de una época con una marcada reducción de los recursos públicos en I+D y una menor actuación empresarial, en el 2016 es cuando se marca un cambio de tendencia.

Para el 2018, el objetivo es seguir creciendo, fundamentalmente en los trabajos con las empresas, y por tanto en seguir incrementando el porcentaje de ingresos privados respecto al total de ingresos del Instituto. Una línea fundamental de trabajo para ITE es el vehículo eléctrico y la infraestructura de recarga asociada así como la integración con la red eléctrica, este es  un campo que desde el ITE llevamos trabajando desde hace unos 10 años y que potenciaremos en el futuro.

Nuestras líneas de investigación abarcan desde el desarrollo de nuevos materiales para baterías y componentes electrónicos hasta la propia integración con la red y los usuarios, es decir, la infraestructura de carga y sus sistemas de gestión.

 

3.- Cómo convencen a las empresas y otras entidades con las que trabajan sobre la necesidad de Innovar?

El mercado avanza rápido y la competencia es cada vez más fuerte, tanto a nivel nacional como internacional nos encontramos con un mercado exigente que busca una mejora continua, esto unido al avance tecnológico con el que nos encontramos, favorece y obliga a que las empresas busquen su modelo de innovación. Según el manual de Oslo “Innovar es utilizar el conocimiento, y generarlo si es necesario, para crear nuevos productos, servicios o procesos, que son nuevos para la empresa, o mejorar los ya existentes, consiguiendo con ello tener éxito en el mercado”. La innovación puede ser de diversas formas, científicas, tecnológicas, organizativas, financieras o comerciales, pero todas ellas ayudan a las empresas a avanzar en su posicionamiento.

Existen muchas maneras y grados para innovar. Una empresa puede innovar generando nuevos productos, mejorando los existentes o mejorando su sistema productivo. Lo importante es que cada empresa encuentre su nicho y desarrolle mejoras continuas a través de la innovación de manera que se posicionen y mantengan siempre en la vanguardia de su sector. Todo ello, le permitiría estar bien posicionada de cara a superar cualquier barrera tanto tecnológica como de mercado.

Desde los Centros como ITE podemos ayudar a las empresas en este proceso llevándoles de la mano y apoyándoles desde nuestra experiencia en alcanzar los objetivos y metas que se marquen en materia de I+D+i.

 

4.- Qué actividad desempeña ITE en el extranjero?

ITE ha incrementado su presencia en el extranjero en estos últimos años, las políticas energéticas marcadas desde la Comisión Europea potencian la reducción de las emisiones de CO2 mediante el desarrollo de tecnologías más respetuosas con el medio ambiente y favorecen la actualización de los sistemas de trasporte y producción energética para su correcta gestión, esto ha generado que durante los últimos años estemos participando y coordinando diversos proyecto europeos.

En el campo de la electromovilidad se continúa investigando en nuevas baterías, tras el proyecto Somabat, o  en la infraestructura y sus comunicaciones, vinculado al uso inteligente de la información que se genera en las smartcities y la infraestructura asociada a vehículo eléctrico a través del conocimiento generado en proyectos como SmartV2G y Mobincity. En el campo de la generación distribuida tanto en lo que afecta a las redes como a las Smartcities desde ITE participamos en varios proyectos. En Matchup, proyecto faro que arranca en la ciudad de Valencia, ITE es el socio estratégico en energía dentro de la ciudad y aporta su conocimiento en energías renovables. Por su parte los proyectos UPGRID y Wisegrid se centran más en la propia red, el primero vinculado a la red eléctrica distribuida de media y baja tensión y el segundo tanto en la red, buscando soluciones más estables y seguras, como el propio usuario.

De igual forma, proyectos basados en la transferencia tecnológica nos hacen mantener activa la colaboración con Centros tecnológicos del Norte de África y Sudamérica.

Así mismo ITE es un centro de referencia internacional en el campo de los contadores inteligentes y su infraestructura. A través de nuestro servicio de certificación de contadores de medida eléctrica, los principales fabricantes de contadores eléctricos de telegestión cuentan con ITE para la certificación de los módulos B, D y F, teniendo alcance incluso, en zonas de producción ubicadas en países asiáticos. Finalmente indicar que ITE junto con el instituto AITEX disponen del primer Laboratorio europeo de Investigación de Arco Eléctrico y Plasma, y segundo a escala mundial, para el ensayo e investigación en equipos de protección individual de trabajadores, para trabajos eléctricos, dando servicios a empresas de todo el mundo.

 

5.- Cuál es el valor diferencial de su Centro Tecnológico?

En ITE creemos en las personas y por lo tanto nuestros recursos, experiencia y cercanía a las empresas nos otorgan un grado de conocimiento de la cadena de valor del sector energético muy importante. De nuevo nuestro modelo basado en la colaboración y la cercanía a las empresas es un valor que cabe destacar, acompañamos a la empresa desde el concepto a la prueba funcional y validación de prototipo en bienes y servicios generándoles el valor y la confianza suficientes para alcanzar sus objetivos.

Entendemos el lenguaje energético, sabemos interpretar los datos y tenemos la capacidad de desarrollar y aplicar soluciones que mejoran los rendimientos tanto en los procesos productivos como en los bienes de equipo. Además nuestro posicionamiento en aquellos entornos tales como Plataformas, Comités o Asociaciones de referencia en sectores claves como el vehículo eléctrico, redes eléctricas, smartcities o materiales nos permite tener una visión de futuro que otorga tanto a nuestros desarrollos como aquellos que realizamos junto a las empresas con las que trabajamos un valor añadido que hace que la dirección siga la tendencia que desde Europa se está marcando.

Las tendencias en Europa vinculadas al desarrollo de tecnologías y procesos bajos en emisiones de carbono, así como el concepto de economía circular,  están provocando que el papel del usuario de energía sea mucho más activo. El sector eléctrico sigue incorporando desarrollos tecnológicos a su infraestructura como los basados en los contadores inteligentes. Esto permite al usuario de energía participar en la planificación del consumo en función de la disponibilidad de los recursos existentes en cada momento del día. En este punto desde ITE somos un centro de referencia con un laboratorio de interoperabilidad con capacidad de monitorizar centenares de contadores y nuevos dispositivos conectados a la red eléctrica, testeando así entornos residenciales e industriales.

La digitalización es un factor clave en toda política europea actual, y esta tendencia también se aplica a aspectos energéticos. La necesidad de conocer los consumos de una manera detallada  que permita dar soporte para la toma de decisiones a la hora de comprar energía o implantar sistemas de almacenamiento que actúen como soporte para un aplanamiento de la curva energética. En este punto, ITE es un centro experto en el funcionamiento del mercado eléctrico y e investigaciones vinculadas a la generación distribuida y los nuevos sistemas de almacenamiento.

Otro aspecto diferenciador del Instituto es la electromovilidad eléctrica y la infraestructura que lleva asociada, desde el ITE llevamos más de 5 años investigando en este campo.  ITE trabaja en el desarrollo de nuevas baterías de Litio más seguras y sostenibles, sistemas de gestión de almacenamiento, o  estaciones de recarga ultrarrápidas.

Por último, nuestro conocimiento de la infraestructura de la red de transporte y distribución, especialmente de las tecnologías que incorporan, nos permite aportar a las empresas nuevas técnicas y procedimientos de mejora del mantenimiento y alargamiento de la vida útil de sus activos.

 

6.- Cómo valora la política de ciencia y tecnología en nuestro país y qué considera que debería desarrollarse para mejorar los indicadores de I+D empresarial?

Tanto desde España como desde la Unión Europea la participación de las empresas y centros españoles en el campo de la I+D+i tiene una fuerte presencia. Muestra de ello son los ratios de éxito de la de las empresas españolas en las diferentes convocatorias europeas donde siempre España tiene un lugar destacado. Según datos proporcionados por el ministerio de economía, industria y competitividad, España ocupa la cuarta posición en el ranking de países por subvenciones captadas detrás de Alemania, Reino Unido y Francia, con una tasa de retorno del 9,8%.

Sin embargo, la protección de estas investigaciones y la transferencia al mercado es una tarea todavía pendiente. En 2014, según datos de Eurostat, la posición de España respecto a nuestros homólogos europeos fue la décimo primera con un porcentaje de patentes muy inferior a Alemania que ocupó la primera posición. Por este motivo debería haber políticas que junto con las actuales que apoyen la I+D+i incentiven la protección del conocimiento generado y su llegada al mercado, apoyando y asesorando a las empresas para ello.

 

7.- ¿Cuál es su opinión sobre la labor que desarrolla la Federación Española de Centros Tecnológicos?

FEDIT, desde su creación en 1996, tiene una función fundamental como aglutinador de gran parte de los centros tecnológicos nacionales, siendo una entidad clave que defiende los intereses del colectivo. Este potencial como colectivo hace que podamos acceder a alcances que de manera individualizada sería más costoso.

Finalmente indicar que su labor como impulsor de la cooperación entre sus miembros en materia de Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación es un aspecto de gran valor para sus asociados. Y no olvidemos que es la federación que ha de defender el modelo de Centro Tecnológico, que es absolutamente necesario en cualquier política industrial que se base en la investigación y la transferencia de conocimiento a las empresas.

 

8.- ¿Considera que Fedit ha ayudado a su Centro a desarrollarse y crecer en los últimos años?

La labor de FEDIT como integrador y defensor de las necesidades de los centros de cara a las administraciones públicas, principalmente nacionales, y las asociaciones europeas que engloban a este colectivo, como  EARTO,  ha tenido un papel clave a la hora de posicionar a los centros de la Red. Así mismo FEDIT nos apoya en el posicionamiento de la imagen como centro y  actúa como dinamizador entre los socios tecnológicos de la federación.

 

9.-  ¿En qué medida recomendaría a otros Centros asociarse a la Federación y por qué?

Una agrupación de todos los centros tecnológicos nacionales hace que dispongamos de una mayor fortaleza como colectivo que defiende sus intereses. Creo que este es la principal razón y valor para que cualquier centro tecnológico se asocie a FEDIT.

 

2018-12-11T10:13:27+00:00
Este sitio utiliza cookies. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Más información aquí. Para aceptar y no volver a mostrar este mensaje pulsa el botón Aceptar Ok